Para Alissar Caracalla lo artístico esta en sus genes. Siguiendo las pisadas de su padre ella se ha convertido en una figura central y energética llena de creatividad en la comunidad de baile de Caracalla.

Alissar Caracalla es la hija de Abdel-Halim –Caracalla, fundador y director artístico del famoso y mundial Teatro de baile de Caracalla. Desde su nacimiento Alissar fue inmersa en 

el mundo del teatro y baile. “Algunos primeros recuerdos de mi niñez son del escenario, las luces, la música, la poesía y mi padre trabajando por las noches con los artistas en nuestro hogar. Si, habían veces que ensayaban en casa. Mi familia siempre nos alentó a mi hermano y a mi a estar envueltos en las artes, y el estar rodeados por todo esto definitivamente que tuvo un gran impacto en nuestras vidas.”

Hace 45 años su padre un musulmán de Baalbek, se casó con su madre una cristina de
Zahle en la iglesia. “Para tomar ese paso se requiere un artista medio loco de amor. Nosotros creemos en humildad, la belleza, la paz y el Gran Poder , pero no nos dejamos llevar por normas terrenales impuestas por el hombre.”

Durante la guerra civil libanesa, Alissar Caracalla vivió en Londres. “Yo la verdad tuve que luchar en mi relación con el Líbano. Por mucho tiempo , el Líbano significaba mi familia. Mi padre mi madre, mi hermano, mi compañía de baile y el teatro Caracalla. Yo estaba creciendo en Londres en los años de 1980 y sí, oía hablar de la guerra en el Líbano pero no
podía realmente conectarme con lo que estaba pasando allí.

A la edad de 18 años ella se muda a los Estados Unidos, estudia allí y recibe un titulo universitario con una doble especialización en comunicaciones internacionales y en baile y
coreografía. Después regresa al Líbano a trabajar con su padre. Mientras trabajaba en el teatro Caracalla su pasión por la coreografía siguió escalando .

“A uno no le pueden decir tu vas a estudiar coreografía. Es algo que está dentro de uno .
No te pueden enseñar a crear.”

Después de adquirir extensa experiencia trabajando en el teatro Caracalla, ella vuelve a los Estados Unidos y se gradúa esta vez con una Maestría en coreografía de UCLA. Es
entonces cuando se da cuenta que la coreografía es a lo que se quiere dedicar y acredita a
su padre como se mas ardiente motivador.

“Los Estados Unidos me dio la fundación, una educación, pero la verdadera experiencia que adquirí fue con mi padre, trabajando con el. El es mi héroe, la luz que quía mi camino. El ha
iluminado toda mi vida. Claro que no siempre estaba de acuerdo con mi padre pero mi razonamiento me decía que el tenia razón y así era, aunque no me gustara mucho en ese momento.”

El baile como una forma no-verbal de comunicación glorificada:
Para Caracalla , el baile es el medio mas bello de expresión. “Yo tengo dos manera diferentes de verlo , dos puntos de vista, una como artista y otra como coreógrafa. Yo no
creo que exista una palabra en el vocabulario que pueda expresar lo que uno siente
cuando esta bailando en un escenario. Estas usando tu cuerpo para comunicarte, y no es solo el movimiento. El baile en una fusión de cuerpo , alma y mente.”

“Como coreógrafa es mas bello aun pues se convierte en tu instrumento y puedes mandar el mensaje que quieras . Las posibilidades son ilimitadas. Un coreógrafo es persona con una gran imaginación, también son meticulosos , pueden coger cualquier cosa que ven en su mente y expresarla a través del cuerpo humano. Deben ser soñadores y creer que todo es posible.”

Contrario a la creencia general y común, no todos los bailarines y bailarinas se vuelven coreógrafos ni tampoco todos los coreógrafos han sido bailarines. Su padre es coreógrafo y nunca fue bailarín.

El teatro: El arte como una forma de fomentar la paz:
La compañía de baile y teatro Caracalla se fundió en 1968 y desde un principio su padre le dio una imagen cultural a la compañía que se le reconoce como el lenguaje de baile del Oriente Medio. En el Oriente Medio el baile significa Caracalla y esto fue una ayuda para
que el baile fuera aceptado como una expresión artística mas en la cultura árabe.

Cuando Alissar Caracalla se estableció en su profesión en su dominio, inmediatamente gano el respecto de la gente gracias en parte a los esfuerzos de su padre de educar a la región árabe enseñándoles que el baile es una forma respetable de expresión artística.

“Caracalla es cultura, tradición y herencia una forma esencial del arte. Es algo que mi padre creo y yo continuo por el mismo camino. Es mas fácil ser coreógrafa porque no tengo que batallar con las barreras del baile pero también es mas difícil porque tengo que seguir los pisadas de un gigante delante de mi.”

Con su padre al mando como director artístico y su hermano como director y ella como coreógrafa componen un equipo artístico poderoso, bien organizado y preparado.

Montar un nuevo espectáculo de baile para el teatro Caracalla conlleva un trabajo de dos años. Los bailarines firman un contrato que los compromete por 5 años . Cuando comienzan un show es una empresa enorme al igual que la inversión financiera que requiere. Se
supone que cada show dure 9 meses.

No hay éxito sin sus batallas:
“Cuando el país tiene problemas políticos y de seguridad estamos siendo afectados nosotros también y luchamos por salir a flote. Han habido veces donde hemos tenido que cortar el numero de espectáculos pero nunca hemos parado, ni un solo día ni siguiera cuando estábamos en medio de una guerra civil.”

Cuando la cortina baja al final de una noche de estreno Alissar Caracalla admite sentir
emociones mixtas:
“Cuando yo logro algo no me quedo saboreando ese logro por mucho tiempo. Me preparo para el próximo paso. He heredado esto de mi padre. En las noches de estreno , yo lo veo sereno, tranquilo y le pregunto el porque no esta celebrando y el me dice, ‘¿Que es lo próximo que vamos a hacer?’ Pero si, las noches de estreno son inolvidables y gloriosas.”

Enseñando a nuevas generaciones:
Alissar Caracalla ha tenido sus momentos de brillar en el escenario también bailando como principal para la compañía . Al haber adquirido tanta experiencia es ella quien esta a cargo ahora de supervisar la próxima generación de bailarines manteniendo la misma calidad por la que son reconocidos , como directora de la Escuela de baile Caracalla. La escuela es el
hogar de enseñanza de danza a mas de 2,000 estudiantes que se transportan a un mundo diferente dentro de sus paredes a un país lleno de maravillas.

“El baile se enseña aquí como una disciplina mas, algo que carecemos aquí en el Líbano.
yo exhorto a los padres a inscribir a sus hijos e hijas en alguna actividad artística que
les pueda verdaderamente gustar algo por lo que puedan apasionarse y ellos encontraran su camino. Los niños sin pasión se pierden.”

Alissar Caracalla le encantaría que el gobierno tratara de envolverse animando a la gente a participar en las artes.
“En el Líbano no tenemos hasta ahora instituciones que quieran financiar el mundo del
baile. Me encantaría ver al gobierno financiar y respaldar el mundo del arte, cualesquiera que fuera el arte en el Oriente Medio . Crear teatros de opera, crear grados artísticos y proveer fondos para que los artistas jóvenes puedan desarrollar sus talentos.” Ella hace referencia a que en el Reino Unido por ejemplo donan mas de 3.6 billones de libras esterlinas a instituciones de arte, y ella nos pregunta, “¿Quién financia a los artistas libaneses?” y “¿Quién nos financia a nosotros?”

El baile: Una carrera, una forma de vida.
El baile no es solo una afición, un pasatiempo. Es una educación, una carrera, un talento,
una manera de expresión artística una forma de existir. La imagen mas bella de cómo definir a un país es a través del arte. El arte del baile todavía no esta bien entendido en el Oriente Medio, como lo esta en Europa o en los Estados Unidos. No esta reconocido como una carrera, aunque esta siendo mas y mas aceptado por la nueva generación con la ayuda de programas comerciales en la televisión donde demuestran todo lo que conlleva convertirse en un bailarín o bailarina.
“ Cuando abrimos un show en los festivales de Baalbek o Beiteddine , cuando bailamos en el extranjero donde somos siempre bienvenidos a los teatros mas grandes del mundo, cuando recibimos esos aplausos de tantos y cuando mandamos nuestro mensaje de arte y paz, y les enseñamos a todos la belleza del Líbano, su talento y lo que podemos ofrecerles aquí….ah…esos son nuestros logros, los momentos que nos definen.”

El viaje artístico de Caracalla continua paso a paso. Caracalla esta promoviendo al Líbano y a todo aquello que tenemos para ofrecer a nuestro pueblo y al visitante.
“El Líbano es mi hogar. Dondequiera que uno va se debe de acordar de donde uno viene. Uno tiene que volver a sus raíces para poder seguir adelante en la vida. Yo siento que el
Líbano me necesita aquí porque yo soy un ejemplo del baile y del teatro de este país.
Yo creo que si todo los libaneses talentosos que se han ido regresaran, seriamos un súper poder en el mundo. ¡Yo estoy tan orgullosa de poder decir que soy libanesa!”